Llámanos: 91 169 50 07 / 690 17 80 56

Momentos terroríficos dentro de una sala de escape

Estamos seguros que muchos de vosotros habéis visitado multitud de salas de escape, y otros en cambio estáis deseosos de jugar y visitar alguna en Madrid. Pues bien, este artículo creemos que gustará tanto a los más experimentados, que reconocerán alguna que otra situación de las que aquí se presentan, como a los novatos a los que con el tiempo quizás les vengan a la memoria alguno de estos momentos tras unos cuantos juegos.

Y es que con Halloween a la vuelta de la esquina, a muchos se nos pasan por la cabeza películas de miedo, lugares a los que más de uno no entraría solo y a oscuras, y multitud de referencias a esta noche de celebración del terror. Pero ¿Y en las salas de escape? ¿Ocurren cosas terroríficas? Atentos, porque arrancamos nuestro especial de cosas terroríficas que pueden ocurrirte en una sala de escape.

El bloqueo mental

El gran temor de todo escapista. Hay días que estamos más saturados, otros en los que estamos menos finos, pero esto es algo que acaba ocurriendo tarde o temprano. A veces al principio, otras durante el juego, pero todos hemos pasado por esta situación, que además parece producirse en todo el grupo contagiándose de manera que desconocemos. Unas veces es porque no sabemos por dónde empezar, y poco a poco nuestras mentes se van activando y podemos avanzar; y otras en cambio empezamos como auténticos vendavales y a mitad de partida llega el bloqueo, haciendo que el tiempo caiga encima de nosotros como una pesada losa.

Esos juegos de habilidad en los que no es nuestro día

Habréis experimentado que en muchas salas de escape, encontráis algún juego de habilidad. Un juego que quizás ya habéis realizado otras ocasiones, o que no os resulta excesivamente complicado y sabéis como realizarlo. Pero no es el día, os atascáis y el tiempo empieza otra vez a correr en vuestra contra.

Fórmulas químicas y resulta que eres de letras

Así es, esto no pasa en todos los casos, y por suerte siempre hay alguien en el grupo que comprende este tipo de operaciones y recuerda sus lecciones del colegio; pero cuando no… comienzan los sudores fríos ante una amalgama de operaciones matemáticas y de compuestos químicos que a más de uno le suenan a chino, y de nuevo el tiempo cae sobre vosotros.

Alguien del grupo quiere hacerlo todo él o ella

Seguro que esta situación la habéis vivido todos, y aunque suele ser una persona de forma fija quien tiende a pecar de querer realizar todo y enterarse de todo… a veces surge de manera espontánea hasta en nosotros mismos. Esa persona intenta acaparar todo, abrirlo todo… ya puedes tener algo en tus manos que acabas de encontrar, que apareciendo de la nada, esa persona en cuestión hará que desaparezca de entre tus dedos para observarlo ella con detenimiento. Una frustración, que acaba por desesperar a todo el grupo; recordar, es importante el trabajo en equipo.

Terror sala de escape Madrid

¿Otra sala más? ¿En serio?

Esta es la pregunta que asola nuestras mentes cuando pensamos que vamos genial de tiempo, que aún quedan 15 minutos y que saldremos victoriosos por la puerta… pero de pronto descubrimos otra zona de juego que no esperábamos y un montón de enigmas por resolver… es entonces cuando sin duda el tiempo parece ir aún más de prisa.

Eso que encontraste… pero nadie se acuerda donde lo dejaste

Efectivamente, en este caso entramos en ese extraño triángulo de las Bermudas en el que desaparecen cosas dentro de las salas de escape, sin dejar rastro. Y es que encuentras una llave que en ese momento del juego no sirve, pero quizás sea necesaria más adelante… y de pronto ante ti, pasados unos minutos ¡Aparece un candado que se abre con llave! Pero… ¿Dónde está la llave? Todo el equipo remueve cielo y tierra en su búsqueda, como si de un comando se tratase. Buscáis por el suelo, dentro de muebles, cajas… nadie sabe dónde está la dichosa llave. Y entonces te echas la mano al bolsillo… (Esto le pasará a más de uno con las llaves de casa o del coche, podemos dar fe de ello).

Último minuto

Es sin duda el momento más terrorífico dentro de una sala de escape, cuando ves reflejada una cuenta atrás en la pantalla en la que los minutos dan paso solo a los segundos de manera decreciente y a gran velocidad. Los sudores fríos invaden tu frente, y ya es tarde, intentas concentrarte pero en la mayoría de los casos ese último minuto ejerce presión haciendo que prestes más atención al tiempo que a lo que te queda por resolver. Y esta vez sí, sin duda el tiempo es el mayor temor de toda sala de escape, sobre todo cuando ves cómo avanza y no hay forma de que se pare antes de que logres escapar.

La llave o el código no abre

Pero hay quien sí que logra salir al paso, y con esos últimos instantes llega a la puerta de salida dispuesto a introducir el código final o la llave… pero no abre y los 30 últimos segundos pasan como a cámara lenta mientras los gritos del resto del equipo se suceden intentando averiguar porque no abre. Es el momento, que podríamos llamar del “Empujón” cuando otro integrante del grupo, te aparta ligeramente con nervios de acero y logra abrir la puerta haciendo lo mismo que tú a falta de 10 segundos. Victoria, una sala de escape más completada.

Pero si lo que queréis es pasarlo de miedo en una sala de escape, y buscáis plan para este Halloween o fechas próximas. Lo que sin duda os podemos recomendar es que vengáis a nuestro local a jugar, el cual contará con una ambientación especial y por supuesto, podréis disfrutar de nuestro nuevo juego La Cripta de los Espíritus. Una ocasión ideal para dejar el terror de las situaciones de las salas de escape de lado, y disfrutar jugando a salas de escape en Madrid ¿Te lo vas a perder? ¡Atrévete y reserva ya!

Valoración: 
Promedio: 5 (1 vote)